Seleccionar página

cruceros muy baratosSi eres de los que no te importa alojarte en lugares inhóspitos o de poco lujo, viajar en clase turista o comer platos simples pero baratos en pos de poder viajar teniendo poco dinero, a continuación una serie de tips para vacacionar con poco.

 
Ahorra en viajes: Aprovecha los momentos en que los pasajes están en promoción. Tanto las navieras, los aviones y hasta los trenes, tienen ofertas y promociones según la época del año. Reserva entonces con antelación para beneficiarte de ellos. Evita salir o volver un sábado o un domingo, pues son los días más costosos. Asimismo, si viajas en avión, vuela con escalas.

 
Compara precios: no te quedes con la primera empresa que hayas visto, compara. En internet encontraras varias web que te buscan el mejor precio. Del mismo modo, pregunta en foros, entre tus amigos de face y en los grupos de viajeros. Sobre todo en éste último, encontrarás gran variedad de recomendaciones y experiencias. Los viajeros sueles ser personas muy sociables que disfrutan ayudando a otros viajeros.

 
Evita sobre peso y lleva poca ropa.

 


A lo largo de año, suscríbete a las newsletters de las web de turismo, así estarás al día con las promociones y ofertas.

 
Lleva algún teléfono que esté liberado para comprar una tarjeta de teléfono local y evitar así el roaming.

 
Prepara el viaje con bastante antelación, de modo que te vayas enterando de los días en los que podrás entrar por ejemplo al museo gratis, o cuándo están las entradas más baratas de lugar al que deseas ir. Fíjate si a lo largo de los días que estés, hay alguna fiesta popular o tradicional para que aproveches y conozcas nuevas costumbres.

 
Cuando busques dónde comer, pregunta a alguien en un supermercado. Generalmente, las personas que trabajan en el hotel, tienen arreglos con algún restaurante de la zona, en cambio, los compradores del supermercado seguro que conocen un buen lugar y económico.

 
Utiliza las aplicaciones del teléfono para encontrar reales gangas, tanto para comer como para comprar recuerdos y regalos.

 
Si tienes tiempo libre, puedes costearte el viaje trabajando parte de la temporada en la zona en la que deseas vacacionar. Son muchos los que optan por costearse el viaje de esa manera. Es una costumbre particularmente llevada a cabo, por quienes recién terminaron la carrera y quieren destinar un año a viajar por el mundo, antes de volcarse de lleno al mundo laboral.