Seleccionar página

romaRoma es una ciudad que se puede visitar en cualquier época del año, y siempre encontrarás un crucero que haga escala en ella, o que termine allí su viaje. En los meses de verano la cantidad de turistas aumenta, y sus habitantes la abandonan. Los romanos suelen decir bromeando, que en esas fechas sólo quedan los gatos y los turistas, ya que las temperaturas suelen ser altas.

Las estaciones intermedias son, sin lugar a dudas, las mejores para visitar esa ciudad. Tanto en otoño como en primavera las actividades de ocio y culturales son muy numerosas; y el tiempo es similar al de España, en los mismos períodos.

En el mes de febrero, durante la semana de carnaval se celebran fiestas en todos los bares y discotecas de la ciudad. Los días más importantes son el jueves y el martes anteriores al Miércoles de Ceniza, en los que las pastelerías ofrecen sus dulces típicos.

En abril se conmemora la fundación de Roma, el día 21, y para esta ocasión hay fuegos artificiales, actos culturales y numerosas bandas de música. También se celebra en la famosa plaza de España la exposición de las azaleas, quedando la escalinata cubierta con esa flor durante toda la primavera.

En mayo, en el distrito de Testaccio, se festeja la “Verbena di Santa María in Adorazione”, que es una celebración en honor a la Virgen, con la intervención de conjuntos musicales y toda clase de tiendas dispuestas alrededor de la plaza central.

En junio, se organizan conciertos de rock, los bares y discotecas quedan abiertos durante toda la noche; y en algunos barrios se celebra el día de San Juan. Además hay mercadillos y actividades deportivas y culturales.

Julio es el mes en el que la plaza de España se viste de fiesta para celebrar uno de los desfiles más esperados, con la presencia de diseñadores de todo el mundo exponiendo sus últimas creaciones bajo la luz de las estrellas. Agosto nos ofrece fiestas en plazas y playa el día 15, en honor a la Virgen.

Fuente imagen: en.wikipedia.org