Seleccionar página

El Mediterráneo se jacta de ofrecer platos traídos directamente del mar. Son recetas de larga tradición que ahora se renuevan con la introducción de nuevos sabores. Así es la gastronomía balear, con una gran riqueza de aromas en forma de pescados, quesos y postres.

Las materias primas que se utilizan para la elaboración de los platos de la cocina balear es bastante tradicional. Las verduras y las hortalizas dan lugar a platos completos que suelen utilizarse de primero y acompañar a sus tradicionales carnes de cerdo.

Si estamos en Menorca, no podemos dejar de probar el popular queso de Mahón de DO, realmente suave y que encontramos en muchos restaurantes de la isla. Una manera de descubrir los establecimientos del lugar es gracias al alquiler de coche barato en Menorca, pues llegaremos a todas partes y recorreremos la isla cuando nos vaya mejor.

De los pescados, que degustaremos en las cuatro islas de las Baleares, son de destacar  la langosta de Ibiza y la cigala de Mallorca, platos exquisitos que podemos regar con los vinos de la denominación de Plà i Llevant y el de las Tierras de Ibiza. Un sabor único al paladar que contrasta con los licores y aguardientes de las islas.

Formentera es siempre una rincón por descubrir. No solo sus playas son fascinantes, sino que su gastronomía es exquisita. Una jornada de playa, una excursión por sus parques en motos de Formentera y la degustación de diversos platos es un buen plan para un día de fiesta. Son de resaltar el vino de las Tierras de Formentera, sus embutidos, la frutas y también las calderetas de pescado.

Y, como no, la ensaimada y sobrasada de denominación de origen de Mallorca son siempre una tentación, y un manjar para todos los paladares. Los platos de la isla de Mallorca están regados, además por sus aceite con DO, con fuerte sabor.