Seleccionar página

viajerosA lo largo de una serie de artículos hemos visto cómo preparar el viaje, las maletas, tips para diferentes transportes como el avión, el crucero o mismo, para el tren y por último, qué hacer al llegar a destino.

 
En este caso, veremos algunas recomendaciones relacionadas con el hotel y recordamos a los viajeros con experiencias que están invitados a pie de página a colaborar con nuevos consejos, para entre todos, hacer un blog ideal para el viajero.

 
Entonces vayamos a las recomendaciones, que por supuesto, dependerá del tipo de hotel y de la zona en la que esté.

 
Algunos hoteles presentan un cartel con el siguiente letrero: Eco-Friendly o amigable con el medio ambiente. Esto no significa que todos los elementos que compran sean ecológicos o que colaboran con alguna organización ambiental, sino que puede significar que las sábanas no se lavan por cada cliente, excepto que estén manchadas. Es recomendable preguntar en el hotel, de qué manera son “amigables con el medio ambiente”. En caso de que de todos modos quieras quedarte en el hotel, aun sabiendo que efectivamente no cambian las sábanas, ya que está bien ubicado o tienen buenos precios entre otras cosas, bastará con pedirle sábanas limpias y tú mismo las puedes cambiar.

 
Para una mayor seguridad, cuando te registres o bien tomando un café en el bar, sé discreto respecto al número de habitación. Asimismo, evita alquilar habitaciones en planta baja en la que pueden entrar fácilmente por las ventanas.

 
Recuerda que las llamadas desde la habitación suelen ser muy caras, es preferible que uses internet o te acerques a algún locutorio cercano. Del mismo modo, las bebidas y cualquier otro producto del minibar, también son caros. Si quieres tener una bebida fría para la noche, puedes comprar alguna en el supermercado y utilizar el minibar.

 
Cuando quieras el servicio de habitaciones, es preferible que lo solicites por teléfono, ya que si cuelgas el cartel en el pomo, es una invitación a que entren personas no deseadas. De hecho, es mejor poner el cartel de no molestar.

 
Cuando regreses a tu casa, pon a lavar toda la ropa aunque la hayas lavado en el viaje, ya que es frecuente traer bichos indeseados y muy pequeños (ácaros y demás) entre las pertenencias.

 
Generalmente nos fijamos más en la limpieza del baño que en el resto de la habitación, habiendo cosas que pueden ser más sucias o manoseadas por todos como el mando a distancia.