Seleccionar página

Hoy vamos a pasear por la capital de la Provincia de Alicante. Te proponemos una visita guiada a Alicante con nuestro Guía Oficial Jordi Linares para descubrir las 5 cosas que no debes de perderte si visitas el puerto histórico de Alicante. Se trata de una ciudad antigua pero moderna, con un fuerte bagaje histórico: orígenes griegos, ibéricos, cristianos, para convertirse en la Alecant musulmana y dejar paso a la medieval Alicante con su puerto de exportación al mediterráneo. Alicante es una ciudad con mucha luz, tranquila, turística, administrativa y comercial. Da gusto pasear por sus calles tranquilas del centro histórico peatonal o descubrir rincones únicos en sus barrios colindantes al Castillo de Santa Bárbara.

03a Alicante private guided tour shore excursion (20)

1.- Castillo de Santa Bárbara

En tu visita guiada a Alicante el Castillo de Santa Bárbara es visita obligada. Se trata de la fortaleza más grande del mediterráneo. Deseada y codiciada por todas las civilizaciones, es testigo silencioso de batallas, asedios y enfrentamientos por la toma del control de la ciudad. Pero antes de conquistar Alicante, había que conquistar su castillo. El espacio amurallado se encuentra dividido en 3 terrazas, donde la 1º y la 2º son accesibles en ascensor desde la playa del Postiguet pagando un ticket. Las vistas a toda la bahía de Alicante, cabo de Huerta, isla de Tabarca y Santa Pola son inmejorables. Tienes un dominio completo y absoluto de la ciudad y sus alrededores, incluso de la vecina fortaleza del Castillo de San Fernando, construida en el siglo XIX para parar a las tropas del mismísimo Napoleón. La entrada al castillo es gratuita pero nuestro Guía Oficial Jordi Linares nos recomienda contratar los servicios de un guía para conocer mejor todos los espacios y descubrir detalles imperceptibles para el ojo foráneo.

2.- Monasterio de la Santa Faz

Alicante conserva una de las reliquias más enigmáticas de la cristiandad: un trozo del velo utilizado por “la Verónica” para secar la sangre y el sudor de la frente de la cara de Jesucristo cuando iba camino del Calvario cargando con su cruz. En tu visita guiada a Alicante no descuides conocer este monasterio de clausura ubicado a las afueras de San Juan en lo que fue un lugar de retiro y abstinencia. El monasterio es de clausura pero puede visitarse por las mañanas a partir de las 10h. Conocerás la iglesia y sobretodo el camarín que conserva esta codiciada reliquia. Jordi Linares matiza que el relicario que contiene la reliquia es una ilustración de la cara de Jesucristo y que en su interior conserva ese “trocito” de tela que llegó a Alicante en el siglo XV procedente de Italia. Repentinamente surgieron los primeros milagros y la población de Alicante se volcó con devoción sobre esta enigmática reliquia que sigue siendo lugar de peregrinaje, no sólo para los locales, para todo el mundo que desea descubrir la historia de la “Verónica”.

3.- Centro histórico – ConCatedral de San Nicolás y Ayuntamiento

La ciudad conserva un centro histórico peatonal listo para ser descubierto en cualquier visita guiada a Alicante andando. Puedes dejar tu vehículo en cualquiera de los párkings periféricos y continuar tu visita a pie, la mejor opción para conocer rincones, edificios y espacios únicos. El centro histórico muestra su querida Con-Catedral de San Nicolás de Bari, patrono de la ciudad que recuerda su protección cada 6 de Diciembre. Según comenta nuestro Guía Oficial Jordi Linares “para entendernos, es con-catedral porque tenemos una Diócesis, un obispo, pero dos catedrales en Alicante y Orihuela, de ahí que hablemos de una con-catedral”. El edifico de estilo herreriano es una pequeña cajita de sorpresas con su capilla del Santísimo Sacramento o su claustro sobrio.

4.- Barrio de Santa Cruz

Si quieres descubrir el antiguo Alicante, el portuario, marítimo y el tradicional recomendamos de forma abierta que en tu visita guiada a Alicante te acerques al Barrio de Santa Cruz a las faldas del Castillo de Santa Bárbara. Desde la misma fortaleza que corona el monte Benacantil sale un camino que te acercará al parque de la Ereta y seguidamente vislumbraras las blancas casas encaladas, los rojos geranios y el ambiente local propio de un barrio que más bien parece un bonito pueblo dentro de la ciudad de asfalto. Los rincones, la ermita, las plazoletas que se abren frágiles sobre las escarpadas cuestas hablan del carácter de los alicantinos. Esta es la esencia de Alicante y no debes de perdértela por nada: tómate una cerveza en alguna de sus plazoletas o pasea tranquilo por sus empinadas callejuelas. No te quejes de los escalones, la experiencia vale la pena.

5.- Explanada de España

Si no quieres perderte otra experiencia genuina en tu visita guiada a Alciante debes pasear por la “Explanada de España” un elogio al mar mediterráneo con sus más de seis millones de teselas en mosaico representando las olas del mar, con sus palmeras, glorieta o espacios verdes. La Explanada de España es el lugar idóneo para pasear, tomarte una horchata local, ir de compras y entender esa conjunción entre ciudad, mar y pueblo.